Línea 93: Voyage 2

Apróx. 1 mins

Este jueves fue mi introducción a Chingu. Aunque los equipos son asignados hoy, hemos tenido la oportunidad de introducirnos, conocer un poco de la historia de cada uno, y emocionarnos con lo que viene. El grupo es bastante grande: estamos hablando de más de 200 personas, esparcidas por todo el mundo. La diversidad que existe en este mundo es genial, y nuevamente me recuerda el por qué elegí este camino de ser desarrollador.

¿Y qué toca ahora, se preguntarán?

Bueno, como dije anteriormente, hoy se asignan los grupos, de acuerdo a nuestras zonas horarias y nuestras habilidades de programación (divididas entre principiantes, intermedios, y avanzados). Luego de ahí, mi equipo discutirá y elegirá un proyecto, ya sea entre las opciones propuestas por el equipo organizador, o algo que nosotros queramos hacer. La clave de esto es no ser muy ambicioso: no puedo subestimar la dificultad de trabajar con un equipo de desarrolladores en un proyecto; es una experiencia totalmente nueva.

Tendremos un Project Manager asignado, y con él/ella discutiremos la ruta que tomaremos para lograr terminar este proyecto.

Y luego… ¡pues a tirar código!

Estoy sumamente emocionado pues sé que vienen grandes retos que ahora mismo ni se me ocurren. También se que tendré que aprender nuevas tecnologías rápidamente (probablemente React) y emplearlas al mismo tiempo.

Que, en mi opinión, es la mejor forma de aprender.