Línea 101: ¿Y qué pasó?

Apróx. 3 mins

Más de un mes sin un nuevo post. Debo algunas explicaciones, más algunas actualizaciones.

Es sorprendente las vueltas que da la vida. Lo que pensábamos que un día sería una prioridad y una parte vital de nuestro día a día, luego se vuelve algo mínimo y secundario. Si no tomamos riendas de nuestro propósito, si no definimos bien ese camino que queremos recorrer, estos cambios inesperados pueden hacernos cuestionar nuestro sentido de existencia y el significado de la vida.

Hace ya 10 meses, cree este blog con el propósito de crear una bitácora de mi trayecto para convertirme en un desarrollador. El propósito era escribir todos los días, para mantenerme comprometido con mi crecimiento y dejar las excusas. Pero con el pasar del tiempo, entre altas y bajas, las entradas se volvieron más esporádicas.

Esto fue una representación de mi crecimiento: ya no todo era pura emoción, con cosas nuevas cada día. El aprendizaje cambió de completar tutoriales, a entender conceptos y dominar conocimiento; el propósito venía primero, y luego buscaba la fuente de conocimiento, en vez de coleccionar guías. Estaba madurando como desarrollador.

Y luego, a mitades de octubre, comenzaron a surgir las oportunidades de trabajo.

Comencé a aplicar a distintos trabajos, no porque me sentía confiado y con la suficiente pericia para hacerlo, sino porque sentía que debía. Es un sentimiento extraño, pero mi instinto me dijo que debía hacerlo. Al menos intentar. De estas oportunidades no escribí entradas, porque encuentro que el proceso no fue notable y no hay información que les pueda aportar para la búsqueda de trabajo. Algunas me decepcionaron, otras me dejaron demostrado que aún me falta mucho por aprender. Pero, al final, el esfuerzo dio fruto.

¡Conseguí trabajo como Desarrollador Full Stack!

Pronto escribiré una entrada hablando de qué se siente hacer la transición de programar por aprender a programar por trabajo, pero, en resumen: me encanta. De verdad, me encanta. No me arrepiento ni por un segundo la decisión que tomé en marzo de dejar mi trabajo. Esto es mucho mejor.

Mi vida literalmente es todo código en estos momentos, y no pudiera estar más feliz.

Para terminar, algunas actualizaciones:

  1. ¿Qué pasó con Chingu? Desafortunadamente, la búsqueda de trabajo de varios miembros del equipo interrumpió el desarrollo de este proyecto. Además, la dificultad de entender y aplicar GraphQL creó una barrera de entrada nos llevó a abandonar el proyecto. Esto realmente me decepcionó, porque sé que pude ponerle más empeño. Pero, esto no significa que abandoné Chingu: me volví a inscribir para Voyage-3, y actualmente soy el Project Manager de mi nuevo equipo. Vengo con determinación y aprendizajes de mi experiencia previa para lograr hacer un proyecto exitoso.
  2. Sobre el aprendizaje (el cual nunca se detiene), ahora mismo estoy en una fase donde busco información de acuerdo a lo que necesito en el momento. Por coincidencia, los cursos de React y Redux de Stephen Grider se han vuelto mi recurso por preferencia en estos momentos, donde estoy realizando un proyecto en React de considerable tamaño. Sí, siento que puedo decir que sé un poco de React, así que esa meta está completa.
  3. Los proyectos de FreeCodeCamp están en pausa, porque mi tiempo libre ahora está dedicado a hacer cursos que me ayudarán a hacer mejor trabajo que tengo pendiente, y Chingu. Supuestamente en este mes la versión nueva saldría de Beta, lo que sería genial y devastador para mí al mismo tiempo (genial porque es un programa actualizado y mucho mejor diseñado, mal porque adiós todo el progreso previo).
  4. No me he olvidado de las actualizaciones necesarias para este blog. Vienen de camino, pero debo admitir que, por ahora, no son prioridad. Pero vienen. Algún día vendrán.
  5. ¡Entradas nuevas todas las semanas! Ojalá.