En tiempos de pandemia

Apróx. 2 mins

Para quienes están leyendo esto en el momento de ser publicado, no creo que haya que hablar mucho de lo que está sucediendo ahora. Para aquellos que me leen de un futuro lejano (o no tan lejano), actualmente la humanidad está viviendo la pandemia del coronavirus.

Son tiempos… ¿cómo describirlos? ¿Caóticos? ¿Extraños? ¿Inciertos? El 2020 no ha sido un año fácil (y si vives en República Dominicana, febrero fue un mes totalmente caótico), y de repente en marzo nos vemos enfrentados a un virus que se esparce por el mundo de manera descontrolada, suspendiendo todos nuestros planes, cambiando totalmente nuestra manera de vivir, y lanzándonos a un futuro totalmente incierto.

Ustedes que están en el futuro, díganme: ¿estamos mejor?

Para los que estamos viviendo esta situación ahora, hablemos. No sé cuánto esta pandemia les está afectando en sus vidas, pero el impacto en la mía hasta el momento ha sido mínimo. Con esto no quiero reducir la gravedad del asunto, pero he tenido la “suerte” de vivir un estilo de vida resistente ante este tipo de cambios.

O sea, que no suelo salir mucho de mi casa. Soy casi un ermitaño.

Que el mundo se esté comportando de la misma manera es para mí es, por el momento, algo positivo. El no poder salir significa menos razones para procrastinar las docenas de cosas que tengo planeado hacer. Hay bastante por escribir, diseñar, leer, programar, aprender, y hacer. Porque algo positivo hay que verle a esta situación, para no volvernos locos.

Espero que como yo, saquen algo positivo de esto que estamos viviendo todos. Y mantengan eso en mente: esto lo estamos viviendo absolutamente todos. Toda la humanidad. Este virus no conoce nacionalidad, género o estrato social. Todos nos veremos impactado por sus efectos, ahora y los meses —o hasta años— por venir.

Para mí, esto es un momento de ser solidario con nuestras comunidades. Así que tráncate, y crea. Explora un poco de ti mismo, crea algo, y tal vez te sorprendas de lo que eres capaz de hacer cuando te das el tiempo de conocerte mejor.

Yo estaré haciendo lo mismo.